si no estas en internet, no existes

si no estas en internet, no existes

Deja que el mundo conozca tu negocio

¿Se imagina su empresa sin teléfono al que pudieran llamar sus clientes? ¿O sin una dirección postal a la cual enviar correspondencia? No ¿verdad? Pues de la misma forma que no es imaginable hoy en día una compañía sin estos soportes fundamentales, tampoco lo es sin presencia en Internet.

La sociedad se encuentra inmersa en un proceso de cambio caracterizado por la revolución de las comunicaciones online. Los avances en los soportes digitales, cada vez más pequeños y manejables –ordenadores portátiles, smartphones, tablets…-, se unen a la nueva forma de entender las relaciones entre personas, y concretamente entre los usuarios y las organizaciones. Esta combinación entre tecnología y cultura online ha contribuido a incrementar el valor de la presencia en Internet como eje vertebrador de la comunicación de cualquier entidad.

La comunicación 2.0 se basa en compartir, conversar, colaborar y, en definitiva, de interactuar con los demás, si buscamos nuestro nombre en Google, probablemente encontremos referencias a nosotros mismos, de algunas de las que podíamos ser conscientes porque las publicamos nosotros, pero otras pueden haber sido subidas a Internet por otros. No es raro encontrar comunicaciones en boletines oficiales donde aparecemos, no siempre para bien, o menciones en el muro de alguna red social. También cuando hemos buscado a una persona en Google puede pasar que sus únicas referencias en la red sean multas que se le han comunicado públicamente. Y esto no da una imagen precisamente profesional.

El primer paso que deberíamos dar todos es vigilar lo que se publica de nosotros. Para ello nada más sencillo que colocar una alerta en Google para que cuando aparezca algo nuevo el buscador lo encuentre y nos lo comunique.

Si encontramos algo publicado que no nos gusta, quizá no podamos hacer nada con ese contenido, pero seguro que podemos “taparlo” o esconderlo debajo de otros contenidos que sí sean de interés para quien nos puede buscar, que podemos estar seguros que cada vez serán más personas.

Hay varias formas de generar contenidos, y no suelen ser muy complicadas. Recordemos que con esto pretendemos que cuando alguien busque nuestro nombre en Google, sean estos los contenidos que aparezcan y no otros no deseados. Entre ellos, el uso de Blogs con herramientas como Blogspot o WordPress, la publicación de presentaciones en SlideShare.net o Prezi.com, colgar vídeos en YouTube, participar activamente en nuestras redes sociales (Linkedin, Xing, Facebook, Tuenti) o en Twitter, y por supuesto las referencias en medios de Internet de artículos o noticias relacionadas con nosotros.

Cualquier mención a nuestro nombre y donde se dé una imagen que esté bajo nuestro control y por tanto deseada, ayudará a hacer cada vez más invisibles esas posibles malas referencias que circulen de nosotros. Debemos recordar que el usuario de Google no suele pasar de la 1ª página de búsqueda, con lo que si conseguimos que esta no salga en ese lugar habremos ganado mucho. Por supuesto si no hay ninguna mala “mención” sobre nosotros, es un excelente método profiláctico llenar de contenidos “afines” nuestras búsquedas. Además estos contenidos, que pueden estar relacionados con nuestro trabajo o simplemente con nuestro ocio (no olvidemos que el primer objetivo es tener bajo control nuestra reputación digital) nos van a servir para comenzar a crear algo de lo que hablaremos en otra ocasión, nuestra Marca Personal.

Comments are closed.

1
×
Hola
¿En qué podemos ayudarte?