Crea tu tienda online en 6 pasos

Crea tu tienda online en 6 pasos

La venta online es un gran negocio, pero vender no es fácil, ya sea online o a través del mercado tradicional, por lo tanto, plantéate dos preguntas: ¿Tienes una buena idea? ¿Tienes ganas de autoemprender? Si además tu imagen ideal de autoempleo incluye el trato con los demás o la capacidad de negociar con proveedores y fabricantes, ya cumples los principales requisitos para iniciar tu negocio de venta online.

No importa si eres nuevo en el sector, si tienes una pequeña empresa o si lo que quieres es vender tus propios productos en internet. La principal ventaja del comercio electrónico será la escasa inversión que necesitas en comparación con el mercado tradicional.

Las preguntas ya habrán empezado a surgirte, apunta los 7 pasos a seguir:

1º Elige entre vender tus propios productos o los productos de otros
Internet ha hecho que sea más fácil ponerse en contacto con fabricantes y diseñadores que pueden transformar tus ideas en realidad. La idea de crear productos propios que resuelvan un problema existente, aunque a priori no parezca relevante, puede llegar a ser más valioso de lo que te esperas.
¿La ventaja de vender tus propios productos? No tendrás que luchar con la pregunta de cómo hacer para que el producto sea diferente a los demás. ¿El inconveniente? Será complicado buscar fabricantes que quieran crearlo.
La otra opción es vender productos que ya existen pero ofreciendo algo diferente frente a tus competidores. Lo normal es diferenciarse en el precio. En este caso estará todo en manos de buenos negociadores que no descansarán hasta conseguir el mejor acuerdo con un proveedor. Sin embargo, esto tiene grandes riesgos y puede ser muy difícil competir contra tiendas como Amazon. Lo ideal es centrarse en una audiencia más pequeña que se ajuste a un estilo de vida concreto.

2º Crea la marca: un nombre y un dominio de tu tienda online

Pueden parecer solo unas cuantas palabras, pero son claves en el bueno funcionamiento de tu negocio y debes dedicarle el tiempo que se merece. Recuerda cuatro características esenciales que deben tener tanto el dominio como el nombre de la marca: descriptivos, claros, fáciles de escribir y fáciles de memorizar.

3º Selecciona una empresa de hosting
El hosting sirve para almacenar los archivos que conforman la página web. Cuanto mejor sea el servidor mayores beneficios para tus visitantes porque tendrán más prestaciones y mejor tiempo de respuesta en tu página web. Por lo tanto, aunque suponga una pequeña inversión que no te de miedo, busca a profesionales que te ofrezcan un hosting de calidad y garantía.
Recuerda que una velocidad lenta en tu tienda online no solo provocará cansancio y abandono de los usuarios, sino que Google también penalizará las páginas enviándolas al fondo de los resultados de búsqueda. ¡No te la juegues!

4º Elige un Dropshipper de garantías
Como ya te explicamos en el anterior post, tras responder a las preguntas de qué y dónde vender, el proceso para la creación de este tipo de microempresa se ciñe a mecanismos de logística y posicionamiento. Se deben cumplir las expectativas del cliente, y eso significa desde ofrecer un producto único, hasta garantizar que el pedido llegue a sus manos a tiempo y sin ningún daño. Y aquí es donde entra en juego el dropshipper, una nueva modalidad de e-commerce que cada vez está más de moda, sobre todo en tiendas que utilizan eBay como plataforma.
El funcionamiento es sencillo, se trata de que nuestro mayorista o distribuidor, envíe directamente los productos que nuestros clientes han comprado en nuestra tienda online a su domicilio.

5º Elige los sistemas de pago
La idea es ofrecerle al cliente todos los medios de pago que sean posibles. Sin embargo, existen tres que son imprescindibles:
 Paypal: para los que no tienen siempre a mano la tarjeta bancaria es perfecto y no tener Paypal hoy en día significa perder ventas.
 Transferencia bancaria: Un método que sigue siendo muy usado en nuestro país, debido a la desconfianza que aún tiene mucha gente a introducir sus datos bancarios en internet. Se trata de un simple movimiento de fondos entre la cuenta del comprador y la de la empresa.
 Tarjeta bancaria: La opción más utilizada para pagar compras por internet son las tarjetas de crédito o débito. Casi todos los bancos de nuestro país ofrecen un TPV virtual que podemos incluir en nuestra tienda online para procesar pagos con tarjetas bancarias. Tienen un coste muy reducido.
También se recomienda el contrareembolso para captar a un grupo de clientes más desconfiados con el ecommerce.

6º Crea un blog y perfiles sociales

Es primordial comenzar a atraer tráfico a la tienda online desde su puesta en marcha. La creación de un blog que hable del sector facilitará la construcción de una comunidad en torno a nuestro negocio. Además te ayudará en la promoción de los productos y fidelizará al usuario. Obviamente un buen blog no sirve para nada si no se trabaja en la difusión de los contenidos a través de las redes sociales. Ten en cuenta que tu principal objetivo es vender, y para vender tu único escaparate disponible es la red.

7º Crea campañas de publicidad y marketing online
Hacer la tienda online y subirla a internet es solo el comienzo. Lo importante ahora es empezar con un largo trabajo de posicionamiento en buscadores, marketing online, social media… No nos cansamos de repetir lo importante que es dar a conocer tu negocio a través de profesionales freelance o de multitud de herramientas gratuitas que hay disponibles en internet.
El seguimiento de las campañas debe ser diario y constante para conocer cuáles nos dan beneficios y cuáles debemos evitar. Además hay que tener siempre previsto un plan para evitar pérdidas.

Comments are closed.

1
×
Hola
¿En qué podemos ayudarte?