12 razones por las que fracasa una tienda nueva

12 razones por las que fracasa una tienda nueva

Llevar al éxito un pequeño negocio depende de una gran cantidad de detalles que no son complicados de llevar a cabo, pero que son claves para no fracasar.

 
En varios países de Latinoamérica, el desempleo ha comenzado a crecer. La crisis está golpeando y los primeros en padecerla son los empleados que pierden su trabajo.

En ese contexto, aparecen ex trabajadores con pequeños ahorros derivados de indemnizaciones que deben decidir qué hacer con el dinero para que no se les desvalorice. Una de las primeras opciones es instalar un pequeño negocio en su propia ciudad.

Pero no es tan fácil llevarlo al éxito. Aquí van algunos consejos.

Mal lugar. Es lo primero que hay que pensar en este tipo de emprendimientos. De nada vale un quiosco excelente, con mucha mercadería y gran inversión si está mal ubicado. Nadie va especialmente a tiendas de este tipo, simplemente pasa por delante y utiliza sus servicios. Si nadie pasa, no hay clientes. Y fracasará en días.


Mal lugar II. Un consejo para la ubicación: hay que pensar en lugares de alto tránsito de personas como cerca de hospital, de la escuela, de una gran oficina de administración pública o una empresa importante. Las paradas de autobuses también son una buena opción. En todos estos lugares hay un público cautivo que tarde o temprano terminará en tu punto de venta. Un detalle: si es un lugar de paso de carros, que estos puedan estacionar unos minutos para bajarse comprar.


Administración sin convicción. Antes de iniciar el emprendimiento, piense y analice con objetividad si le dedicará el tiempo y esfuerzo necesarios. Si lo piensa como hobby, puede funcionar, pero deberá tener una suerte descomunal. Debe ser ordenado y meticuloso, sino, no funcionará.


Sin consejos. Antes de abrir, consulte a gente que haya hecho emprendimientos similares, exitosos o no. Por ejemplo, si va a poner un quiosco cerca de una parada de autobús, hable con el dueño de otro punto de venta similar, en otra parada, de otra línea. Pregúntele todo lo que se le ocurra que pueda servirle: qué compra, horarios de más venta, preferencias de los clientes, edades, sexo, monto de venta promedio. TODO.


¿Empleados? En principio, si no tiene mucho respaldo económico, mejor no tenga empleados.Busque familiares directos que lo ayuden en los primeros meses.


De cabeza, sin segunda opción. Una buena manera de encarar este tipo de negocios con incierto éxito, es tener otro trabajo de medio tiempo hasta que el nuevo comience a dar dinero.


Comprador descuidado. Si decide poner un quiosco, haga las compras con objetividad. No compre sólo lo que a usted le gusta. Los clientes pueden tener gustos muy diferentes. Debe vender lo que el cliente quiere comprar.


Atiendo cuando quiero. Un negocio de este tipo debe estar abierto muchas horas al día. Son en esos horarios donde hará la diferencia. Si un cliente lo encuentra abierto a primera hora o muy tarde, sabrá que puede contar con usted siempre, y volverá. Si puede, atienda los domingos y los sábado por la noche.


Mala cara. La frase “el cliente siempre tiene la razón” que usan las grandes cadenas minoristas no es antojadiza. El cliente no es su enemigo, es el que le da de comer a usted y su familia. Atiéndalo con cortesía, con buen humor. La gente no tiene la culpa si usted se levantó de mal ánimo. Una sonrisa es la diferencia entre ganar algo o ganar mucho.


Mal marketing. Lea mucho, entre a internet y busque ejemplos de marketing en puntos de venta, compre revistas especializadas, inspírese con otros que hayan hecho cosas parecidas. Además: agregue música, colores, buena calidad en los muebles, banderas, patrocinios. Haga promociones, regale cosas, organice eventos, usted es capaz de hacerlo.


Poco y nada. Un negocio de este tipo debe tener mucho stock y variedad. No es un monopolio y losclientes no son fieles, si no consiguen algo en su punto de venta, irán a otro. Y quizás no vuelvan.


Caro. No se abuse con los precios. Fije un margen de ganancia lógico y mantenga esa política. Igual que en el punto anterior: si le vende algo muy caro a alguien, ese cliente probablemente no vuelva jamás.

Comments are closed.

1
×
Hola
¿En qué podemos ayudarte?